Compra en Aliexpress la “Crítica de la Razón Pura” y la recibe solo con juicios a priori y sin ninguna deducción trascendental

por | 23 abril 2021

TODOS LOS NOÚMENOS ESTÁN DEFECTUOSOS

Por Kike García

A fin de ahorrarse unos euros, Alicia Peláez (tita Ali) compró una edición de oferta de la «Crítica de la Razón Pura» que encontró en Aliexpress y ha denunciado que, al recibirla, comprobó que solo incluía juicios a priori pero ninguna deducción trascendental, lo que le impide aprender a captar lo incondicionado y conocer la validez objetiva de los conceptos puros del entendimiento. “En la descripción del artículo no se decía que carecía de las condiciones a priori de la posibilidad de la experiencia”, denuncia Peláez.

Según dice, por culpa de este artículo defectuoso, está ahora atrapada para siempre en un limbo apriorístico “a medio camino del idealismo” y que le impedirá conocer la realidad de forma racional, teniéndose que limitar a atender a las impresiones generadas por sus sentidos. “No puedo deducir nada o hacer inferencias porque no puedo demostrar el principio de causalidad. Vaya, un timo”, denuncia.

“Buscaba algo que me permitiera dar una respuesta satisfactoria al empirismo de David Hume y no lo he conseguido”, lamenta, condenada para siempre al empirismo. “¿Tienen validez objetiva los conceptos puros del entendimiento? No lo sé, no puedo saberlo”, reitera.

Peláez espera ahora poder ahorrar para comprar una versión no defectuosa del libro de Immanuel Kant y poder dar sustento al principio de causalidad que hace posible el conocimiento objetivo, aunque por ahora se muestra escéptica.

Hace unos días, otra persona denunció que había comprado libros de Friedrich Nietzsche de oferta donde Dios no estaba muerto sino simplemente malherido.