HORARIO PARA HACER EN CUARENTENA (EN BASE A LA FILOSOFÍA OCCIDENTAL)

por | 26 abril 2020

Publicado en Mi mesa cojea 21 marzo 2020

10:00-11:00 DESAYUNO

11:00-12:00 EMPIRISMO

Tras echar un ojo a los deprimentes titulares del día, asume que no hay manera de comprender el coronavirus sin experimentarlo sensorialmente en tus propias carnes. Si enfermases, estarías dotado del tan necesario conocimiento a posteriori que ha hecho evolucionar nuestro mundo. Detecta qué elementos de tu hogar pueden estar infectados y pásatelos por la cara. Si es posible, chupa también alguno de ellos.

12:00-13:00 RACIONALISMO

¡Deja de chupar cosas, eres una criatura racional! ¡Para comprender el coronavuris, no hace falta contraerlo! Además, eso te daría fiebre y ya sabes que, en cuanto pasas de 38º, te martirizas pensando que has sido demasiado exigente en tus relaciones amorosas. Eso es lo último que necesitas ahora mismo. Acepta que los sentidos son engañosos. Tus cavilaciones sobre el COVID-19 deben realizarse a partir de evidencias fiables o, en el peor de los casos, a partir de La Sexta.

13:00-14:00 IDEALISMO

Espera un momento, ¿cómo sabes que realmente existe el coronavirus? Es más, ¿cómo sabes que realmente existe algo más allá de tu casa? Tras una semana de aislamiento, ha llegado el momento de asumir que la sociedad no es más que un constructo intelectual. Una sombra proyectada en la pared de tu cueva. Hazte un ColaCao y acepta que, si hay una pandemia, es solo por que tú la estás pensando. Céntrate en cualquier otra cosa como, por ejemplo, qué estará haciendo ahora mismo Jordi Hurtado. Ya está, se acabó la pandemia.

14:00-15:00 COMIDA

15:00-16:00 SIESTA

16:00-17:00 ESCEPTICISMO

Claro que, por otra parte, ¿quién eres tú para decir si la pandemia existe o no? ¿Acaso hay algo que pueda saberse sin sombra de duda? Abre un periódico digital y léelo con ataraxia. Si la OMS dice que van a morir millones, farfulla «ya ves tú». Si te llega un whatsapp de tu cuñado con datos de dudosa fuente, respóndele que estás desprovisto de capacidad de juicio. A continuación grita «¡epojé!» una y otra vez hasta que tu clamor se imponga al reguetón de tu vecino.

17:00-18:00 EXISTENCIALISMO

Asómate a la ventana y admira cómo alguna gente pasea de aquí para allá condenando despreocupadamente a la humanidad. Pregúntate qué sentido tiene seguir viviendo en un mundo con individuos de semejante calaña y, aprovechando que estás en la ventana, calcula si te matarías en caso de saltar o solo te harías daño (las UCIs, recuerda, están colapsadas). En caso de que optes por no suicidarte, haz un Skype con tu madre.

18:00-19:00 MATERIALISMO

Quédate mirando fijamente esa librería blanca de Ikea que tú, como el 99% de los ciudadanos occidentales, tienes en el salón. No pensabas en ella desde que la montaste aquel sábado por la tarde y, sin embargo, ahí sigue. Ahí ha seguido todo el rato, sujetando ese libro de Taschen que te costó 40 euros y no has abierto ni una sola vez. Esa balda es ajena a ti, a tu conciencia. ¿No es curioso? Ahí sigue aunque no pienses en ella. Vete a por una cerveza.

19:00-20:00 POSITIVISMO

Tres cervezas después, asumes que no tiene sentido fiarse de los periodistas españoles. La mayor parte de ellos son analfabetos que hace semana y media estaban recomendando homeopatía y mindfulness. Vas a tener que hacer el trabajo tú mismo. Abre la web de The Lancet y ponte a leer todos los estudios que encuentres sobre el COVID-19. En tu actual estado de embriaguez, el inglés técnico se te hace más fácil porque te inventas el significado de la mitad de las palabras. Antes de que alcances el límite de lecturas gratuitas, llegarás a la conclusión de que estás vivo de chiripa.

20:00-21:00 ESTOICISMO

Llevas diez horas en pijama dando vueltas por la casa. A estas alturas ya tienes claro que lo único que importa es ser feliz. Despréndete de las falsas comodidades que te atosigan. Quédate en pelotas y ejerce así, libre de ataduras materiales, el aplauso a la sanidad pública desde tu balcón. Contempla a tus vecinos, miembros todos de una única familia universal y exhórtales a romper las barreras que os separan y a abrazar la naturaleza humana. Baila desnudo por el balcón, eligiendo la modalidad de danza en función de sus dimensiones. Sé uno con el cosmos. Sé libre. Sé tú.

21:00-22:00 CENA

22:00-00:00 NETFLIX