Anastasia y Platón

por | 5 enero 2015

Tomado de Principio último.

Creo que últimamente veo filosofía por todos los lugares y en todos los rincones, o mi mente lo interpreta todo con filosofía, lo cierto es que está canción de Anastasia me gusta desde pequeña y la escucho muy habitualmente. Soy amante de las leyendas, misterios, curiosidades… y la verdad que la historia/leyenda de Anastasia (la hija más joven del emperador Nicolás II, el último zar de la Rusia Imperial) me encanta.

El otro día escuchándola una vez más como siempre hago habitualmente la relacioné con Platón, aún no sé cómo llegué a esa conclusión en tan poco tiempo, pero de repente todo lo que decía la canción era relacionado con Platón. Con la teoría de la reminiscencia o anamnesis, cuando dice la frase de “haz que el alma recuerde” y cómo no, con el tradicional mito de la caverna, como si la voz que le habla le esté sacando a la prisionera (Anastasia) de la caverna donde ha estado durante años, el orfanato y, viviendo en la ignorancia sin saber que era una Romanov, o cuando dice “veo prados alrededor, esa gente tan feliz, son sombras para mí” podría ser cuando sale de la caverna y ve el sol, los reflejos en el agua, los prados, habla de la felicidad, de las sombras, del fuego… Para mí la canción en tan pocas estrofas utiliza todos los términos. Os dejo la canción y la letra. a ver a qué conclusión llegáis vosotros.

Dulce voz,

ven a mí,

haz que el alma recuerde,

oigo aun cuanto oí,

una vez en diciembre.

Quien me abraza con amor,

veo prados alrededor,

esa gente tan feliz,

son sombras para mi.

Cuanto fue no murió,

como fuego que prende.

Volverá esa voz,

cuando llegue diciembre.

oigo aun cuanto oí,

una vez en diciembre.